¿Maquetar con imágenes en RGB, mejor que en CMYK?

cmyk

Hay mucha gente devota de uno de los dogmas establecidos en el mundo de la preimpresión, según el cual se han de convertir las imágenes a CMYK tan pronto como se empieza a preparar un trabajo que se deberá imprimir en offset.

Este dogma podía ser válido hace 10 años, pero ahora hay algunos argumentos que lo cuestionan.
En algunos casos será bueno continuar con el viejo método, pero en otros será más conveniente adoptar un flujo de trabajo en que, preferentemente, las imágenes estarán en RGB.
Este es uno de los temas que tratamos en nuestro curso de Artes Finales.

Lo que viene a continuación es la traducción de un artículo de Marco Kramer, 10 consejos de preimpresión para una impresión perfecta, publicado en octubre de 2009.

1. Utilice el modo de color RGB para las imágenes de Photoshop

Este es el leivmotiv: tendrás que crear y guardar todas sus imágenes de Photoshop en el modo de color RGB.
Si eres un diseñador veterano, es probable que ello vaya en contra de lo que has aprendido, que es utilizar el modo de color CMYK.
Bueno, la tecnología ha recorrido un largo camino, y en la actualidad el modo de color RGB es mejor, ya que produce una más amplia gama de colores y te permite utilizar una imagen para diversos medios, incluida la impresión y web.

Piénsalo de esta manera: los colores RGB (rojo, verde y azul) son creados con la luz.
Es por ello que el monitor del ordenador y la televisión utilizan colores RGB para producir su fantástica variedad de colores.

Los colores CMYK (cian, magenta, amarillo y clave-key-, o negro), por el contrario, son creados para poner tinta en el papel.
Los colores hechos a base de "tinta sobre papel" nunca serán tan brillantes o saturados como los colores en la pantalla del ordenador o la televisión, no importa la cantidad de tinta que pongamos.

Así, para obtener la más amplia gama de colores posibles, es necesario trabajar y guardar todos tus archivos de Photoshop en modo de color RGB.
La mayoría de las veces, ni siquiera tendrás que pensar en eso, porque casi todos los fotógrafos te suministrarán imágenes RGB.
Todo lo que tienes que hacer es mantenerte en este modo.

compara RGB CMYK

Este mapa 3-D compara la gama del espacio de color sRGB (RGB pequeño) y el espacio de color CMYK común la impresión en color.
El rango sRGB es mucho más pequeño que el de Adobe RGB.
Trabajar en el espacio de color Adobe RGB se traduciría en colores mucho más brillantes.
El rango del espacio de color CMYK es mucho más estrecho.
Especialmente en el caso de los diarios, el blanco en el modo CMYK no es blanco del todo.
Es más bien color marrón sucio.

2. Especifique los ajustes de color correctos

Para poder utilizar una imagen RGB con Adobe InDesign, primero debe especificar los ajustes de color apropiados.
Afortunadamente, Adobe ha hecho realmente fácil especificar la configuración correcta y aplicarla rápidamente en todas las piezas de su Creative Suite.
Aquí es donde entra en juego Adobe Bridge.
Para especificar una configuración de color en Adobe Bridge, seleccionas

Edición> Configuración de color de Creative Suite

y seleccionas tu región: "preimpresión en América del Norte 2", "preimpresión en Europa 2" o "preimpresión en Japón 2".
Si tu región no se muestra en el cuadro de diálogo, selecciona "Mostrar lista ampliada de Archivos de Configuración de color" en la parte inferior del cuadro de diálogo.
Después de hacer clic en "Aplicar", el valor que hayas introducido será aplicado a Adobe InDesign, Photoshop, Illustrator y Acrobat.

3. Pasa de archivos EPS archivos y utiliza archivos Photoshop PSD

Después de que las imágenes se han guardado en modo de color RGB y que has especificado los ajustes de color correcto, es hora de empezar a diseñar.
¿Todavía mantienes una copia de tus archivos nativos de Photoshop (PSD) y guardas versiones de TIFF o EPS, para luego importarlos en InDesign?

Si es así, estás perdiendo algunas oportunidades valiosas.
Si has estado usando InDesign por un tiempo, probablemente ya sabes que respeta los efectos de transparencia en los archivos PSD, pero eso no es todo.
Al importar archivos PSD, InDesign también respeta los trazados de recorte, tintas planas, canales alfa, colores dutono y la información vectorial (como los objetos inteligentes).
Incluso podrás acceder a todas las capas de un archivo PSD seleccionando la opción "Mostrar opciones de importación" al importar una imagen o eligiendo, después de importar una imagen:

Objeto> Opciones de capa de objeto

Con todas estas posibilidades de ahorro de tiempo, guardar todas tus imágenes de Photoshop en el formato de archivo PSD es una obviedad.

4. Simula exactamente CMYK mientras se trabaja en RGB

Ten en cuenta que aunque importa imágenes RGB con colores brillantes y saturados, InDesign muestra realmente lo que es el equivalente CMYK de cada imagen, tal y como se verá una vez impreso.
Entonces, cómo hacer que InDesign haga la conversión de color adecuada?
Bueno, porque has especificado los ajustes de color que le corresponda con Adobe Bridge, InDesign utiliza esta opción de mostrar con precisión cada imagen RGB cuando se convierte en el modo de color CMYK.
InDesign va incluso un paso más allà y te muestra exactamente como los colores de un diseño acabarán saliendo cuando se imprima en un determinado tipo de papel mediante un dispositivo de salida específico.
Simplemente seleccionas Ver> Ajuste de prueba> Personalizar
A continuación, seleccionas un dispositivo de salida desde el dispositivo menú pop-up "simular", y seleccionas la opción "Simular color del papel".
Después de hacer clic en "Ok", el color de tus páginas cambiará, y las imágenes aparecerán más oscuras y menos saturadas.
Así que, para obtener una buena idea de cómo tu diseño aparecerá cuando se imprima en papel no satinado, por ejemplo, puedes elegir "Euroscale uncoated".
Esta función es muy buena porque te da una idea exacta de cómo aparecerán los colores cuando sean impresos.

Si utilizas Photoshop, te puedes preguntar: "¿no sería conveniente que Photoshop pudiera hacer el mismo truco, para ver lo que pasa con mis imágenes RGB cuando se convierten a CMYK?"

Bueno, por supuesto, se puede.
Sólo tienes que elegir Ver> Colores de prueba
Asegúrate de que "CMYK de trabajo" se especifica mediante Ver> Ajuste de prueba> CMYK del documento.

Cuando hacemos la prueba de los colores, en realidad NO estamos cambiando el modo de color de la imagen, porque podemos seguir trabajando en modo de color RGB, mientras que estamos haciendo la simulación CMYK.
Esta es otra razón para no convertir tus archivos de Photoshop en CMYK.

5. Selección del perfil de salida CMYK correcto

Hay muchos tipos diferentes de papel, como papel reciclado y de color marrón por los periódicos, papel satinado para revistas, papel no estucado para carteles y papel brillante, estucado blanco para los folletos de alta calidad.

Como puedes imaginar, cada tipo tiene características diferentes a la hora de imprimir.
El papel reciclado absorbe más tinta, y si no tienes en cuenta esto, tus chulas fotos a todo color quedarán muy oscuras, y la tinta se esparcirá sobre el papel, creando un efecto de color marrón feo.
Así que, ¿cómo podemos optimizar nuestras imágenes con todos estos diferentes tipos de papeles?

Bueno, esta es la parte fácil. Las tintas CMYK estándar se han probado en todo tipo de papel hasta el extremo.
La forma como el cian, magenta, amarillo y negro se imprimen en un tipo específico de papel se recoge en un perfil ICC.
Todo lo que necesitas hacer es descargar estos "Perfiles de color" y elegir el más adecuado cuando se exporta un PDF con InDesign.

Exportar > Salida > Conversión de color > Convertir a destino

Si no estás seguro de qué tipo de papel utilizará tu imprenta, simplemente pregúntalo al impresor.
La mayoría de los impresores prefieren responder a una pregunta sencilla que tener que trabajar los colores después.
La información proporcionada por la configuración de color que hayas especificado con Adobe Bridge es utilizada por InDesign para determinar cómo convertir las imágenes RGB en el espacio de color CMYK cuando preparamos el documento para la imprenta.

Mediante el uso de InDesign en lugar de Photoshop para hacer que la conversión, podrás obtener los beneficios señalados en el punto siguiente.

6. Para hacer la conversión definitiva de color, InDesign mejor que Photoshop

Hay varias buenas razones para que InDesign haga la conversión:

  • Las imágenes son convertidas al mismo tiempo, en lugar de una en una antes de importar cada una a InDesign.
  • Puedes volver a utilizar la misma imagen con diferentes propósitos. Por ejemplo, puede que deseea volver a utilizar la imagen para la web, para un folleto, revista o diario.

Si dejas que InDesign haga la conversión de color, se optimizarán las imágenes RGB para cualquier dispositivo de salida y el tipo de papel que elijas.
Podrás simular los colores de un diseño con diferentes tipos de papel utilizando las mismas imágenes RGB.

Cuando se utiliza Photoshop para convertir todas sus imágenes a CMYK antes de importar a los documentos InDesign, se impide que InDesign optimice el color para dispositivos de salida diferentes y tipos de papel.
Si haces la conversión a CMYK primero y empiezas a diseñar más tarde, sin saberlo, podrías alterar el "máximo de tinta" y otras características importantes relacionadas con el color que vendrán pre-definidas en su archivo de Photoshop, cuando Photoshop haya convertido tu imagen de RGB a CMYK.

Como resultado, cuando trabajamos con los colores y contraste más tarde, lo que veremos en la pantalla no será lo que obtendremos en la impresión, ya que hemos alterado la optimización de los colores.

7. Descarga todos los perfiles

Diferentes perfiles de color CMYK están disponibles para diferentes tipos de documentos y procesos de impresión.
Varias organizaciones ofrecen perfiles ICC de la máxima calidad, todos los cuales pueden ser descargados de forma gratuita en la parte inferior de esta página.
Los más comunes son:

  • Diarios: ISOnewspaper
  • Revistas: ISOWebcoated
  • Offset de cuatricromía:
    • USA web Coated (SWOP) v2
    • ISOCoated_v2
    • ISOuncoated
    • Europa ISOcoated FOGRA27
    • (O el nuevo, FOGRA39)

8. Exporta un PDF CMYK perfecto utilizando imágenes RGB

Una vez que hayas descargado e instalado los perfiles ICC, estarán disponibles para InDesign.
Ni siquiera necesitarás seleccionar el perfil adecuado y asignarlo a tu documento de InDesign.
Todo lo que tienes que hacer es seleccionar el perfil ICC adecuado al exportar el documento en PDF

Exportar> Salida> Conversión de color a destino

Aunque no es necesario asignar el perfil CMYK adecuado, yo lo recomiendo, porque permite que InDesign haga coincidir los colores cuando se selecciona la opción "Colores de prueba".
Después de elegir Archivo> Exportar especificando Adobe PDF como formato de archivo, seleccionas la opción "Salida", una pestaña en la parte izquierda del cuadro de diálogo "Exportar Adobe PDF".
Eliges el destino CMYK en el menú, de manera que InDesign puede convertir de manera óptima todas las imágenes RGB a CMYK.
Además, asegúrate de seleccionar "Convertir a destino (Preserva Números)" del menú de la "Conversión de color" de manera que los colores CMYK que hayas creado con InDesign mantendrán sus valores originales.

9. Evita errores cuando mezcles imágenes RGB y colores planos

Puedes utilizar las imágenes RGB, incluso cuando se produce un trabajo de alta calidad, con partes que van en relieve y las zonas con barnices UV.
Todo lo que tienes que hacer es ponerlo todo en InDesign y luego utilizar una mancha de color para definir las áreas que serán troqueladas, en relieve o barnizada.
Asegúrate de que los objetos de colores se colocan en la parte superior de las imágenes RGB y que se establecen como sobreimpresión. Selecciona Ventana> atributos y se muestra el panel de atributos y seleccionas "sobreimpresión de relleno".

Al exportar el documento a PDF, las imágenes RGB se convertirán a CMYK, y todos los colores planos se mantienen sin cambios.
Os recomiendo revisar las separaciones de color con Adobe Acrobat para asegurarse de que todo lo que necesita sobreimpresión se ha establecido en "Sobreimpresión"

Avanzadas> Producción de impresión> previsualización de salida

10. Comparte archivos PDF con Acrobat.com

Ahora sólo tenemos un problema por resolver: conseguir que el PDF de alta resolución llegue a nuestro cliente y al impressor.
El correo electrónico no funcionará porque un PDF de alta resolución suele ser demasiado grande.
La mayoría de impresores ofrecen un sitio FTP, pero muchos clientes no saben cómo utilizar FTP.

Afortunadamente, el envío de archivos de gran tamaño es mucho más fácil con Acrobat.com, que es un web gratuito especializado en los servicios prestados por Adobe.
Con este servicio fácil y gratuito, tienes tu propio disco duro online, donde podrás subir archivos PDF de alta resolución.

Puedes notificar a tu cliente y al impressor a través de correo electrónico que hay un archivo PDF listo para descargar.
Y el correo electrónico incluso contiene una visión general del PDF.

Si no quieres que Adobe envíe emails a tus clientes, Acrobat.com permite crear una URL corta para incluir en tu propio correo electrónico. No es necesario que tu cliente o impressor se registren para acceder al PDF.
Puedes incluso compartir archivos PDF en tu web o blog utilizando el código de inserción que se te facilita.

Comentarios

Comentarios

: También puede interesar...
: Cursos relacionados...